41.jpg

Cómo incentivar a los comercios para el pegado de carteles publicitarios 

Por sus puertas pasan cada día decenas e incluso centenares de personas que son el público objetivo al que ofrecer nuestros productos o servicios. Los comercios o tiendas son los perfectos aliados de las empresas para promocionarlas. En sus cristales y escaparates, en puertas y ventanas, con el pegado de carteles publicitarios se puede llegar al público que queremos pero, ¿cómo incentivar a los comercios para que nos dejen pegarlos?

 
Hemos encontrado el punto estratégico donde pasan cada día un buen número de personas de una ciudad, pueblo o barrio a donde queremos hacer llegar nuestro mensaje a modo de carteles publicitarios donde promocionar nuestros productos o servicios. Pero, ¿cómo podemos convencer a los comerciantes para que nos dejen pegar un cartel en su escaparate? ¿cómo podemos incentivar a los comercios para que nos dejen llevarlo a cabo?
 
Existen diferentes formas de lograr nuestro objetivo. Lo más efectivo es ofrecerles precios especiales a modo de sugerentes descuentos por habernos dejado proceder al pegado de carteles publicitarios. Descuentos de un tanto por cien en nuestros servicios para que los disfruten, tanto ellos como sus familiares a mejores precios. Otro incentivo que podemos poner en práctica es el de invitarle a alguno de nuestros servicios. Por ejemplo, si tenemos una clínica de estética podemos invitarle a un servicio básico de forma gratuita.
 
Si estamos buscando cómo incentivar a los comercios para el pegado de carteles publicitarios, también podemos hacerlo regalándoles entradas al evento que en estos carteles se publicitan (si el cartel publicitario es sobre este tipo de servicios, claro está) u ofreciéndoles descuentos especiales para los comerciantes de la zona a modo de flyers especiales. Si se trata de promocionar un producto, el regalar una muestra o probarlo de forma gratuita puede ser otra manera de incentivar al comercio en cuestión.
 
Obviamente, existe un incentivo que es el más deseado por parte de todos los comercios o tiendas  y es el económico. Llegando a un acuerdo de este tipo con el negocio para que nos deje colocar en un sitio a la vista y bien identificado nuestro cartel sin ningún otro cartel al lado, o producto que lo tape y dificulte su visión.  También regalar productos que no tienen nada que ver con lo que ofertamos puede ser un incentivo para el pegado de carteles,donde el comercio se sentirá atendido y tenido en cuenta.

 

Dejar un comentario