machismo baja

Machismo en los anuncios (años 50/60)

La publicidad siempre ha sido un reflejo de la sociedad en cada época: los gustos, intereses, de la sociedad eran y son reflejados en los anuncios que vemos.
Hoy queremos echar la vista atrás cuando, por desgracia, los términos de igualdad no eran exactamente como hoy en día los conocemos, aunque a veces pensamos que las cosas no han cambiado mucho en esta sociedad.
La publicidad machista era algo bastante habitual en la sociedad, donde el poder de compra y de toma de decisiones se centraba en el hombre, el cabeza de familia indiscutible.
Sin embargo, no se pueden obviar estos claros reflejos publicitarios de la sociedad.
Así que en el capítulo de hoy, os vamos a enseñar algunos ejemplos de anuncios de las décadas de los 50 y 60 que hoy en día serían considerado “políticamente incorrectos”.
Estos anuncios se publicaron tanto en Estados Unidos como en España:
Kenwood. “El chef hace todo, pero cocinar es para lo que están hechas las esposas”.
Esposas. Este anuncio muestra algunas imágenes de electrodomésticos dirigidos a la mujer. El cartel aconseja que «la ama de casa escoja aquellos que le gustaría tener y que después los muestre a su esposo para que se los compre. En caso de que él no lo haga, ella deberá llorar poquito para conseguir lo que quiere. A los esposos se les aconseja comprar a sus mujeres lo que desean antes de que empiecen a llorar».
“Mantenla donde pertenece”. Es la frase de un anuncio que ofrece zapatos. En la imagen se observa a una mujer tendida en el suelo contemplando el calzado….sin comentarios!!!
En España la publicidad sexista era aún más habitual. Y, en algunos casos, rozaba lo que ahora sería considerado ilegal. Por ejemplo, el cartel de Lucky for men es uno de los anuncios machistas más reprobables: juega con el maltrato a la mujer.
El eslogan, “No importa lo que ha pasado. Él es un hombre y usted lo ama. Él merece Lucky” unido a una imagen con una chica con un ojo morado y un chico con guantes de boxeo ponen de manifiesto una actitud que entonces era considerada como divertida en la época.
Por suerte, estos anuncios son parte de la historia y del pasado, pero de esto no hace tantos años, solo 50, y por desgracia la sociedad no ha evolucionado lo suficiente para erradicar totalmente la publicidad machista.

Dejar un comentario